That stylish racer heritage

La nueva Café Racer es la síntesis de tres culturas que han hecho historia en el mundo del motociclismo. El alma Scrambler. La leyenda de los Ton-Up boys, los roqueros que en los años 60 incendiaban las calles de Londres con sus carreras de velocidad. El espíritu deportivo de Ducati, encarnado en la decoración estilo 125 GP Desmo y en el tributo al piloto Bruno Spaggiari.

Hija de la genialidad de Fabio Taglioni, la 125 GP Desmo es la motocicleta que marca la entrada de Ducati en las competiciones sobre pista y la primera que incorpora la distribución desmodrómica.

Debuta en junio de 1956 en el circuito de Cesena, conducida por Gianni Degli Antoni, y tan solo un mes después ya obtiene la primera victoria en el Gran Premio de Suecia.

 

Su crecimiento es continuo. En 1957, la 125 GP Desmo domina en las competiciones italianas. El año siguiente llega a rozar el título mundial, en una temporada que pasará a la historia por el Gran Premio de las Naciones, disputado en Monza, donde las primeras cinco posiciones son ocupadas por cinco 125 GP Desmo y de la sexta posición en adelante terminan todos doblados.

El primero en cruzar la meta, con el número 54, es Bruno Spaggiari, un valiente piloto y probador de Ducati que en 1958, subido a una 125 GP Desmo, gana también el título de campeón italiano.

Algunos puntos destacados

A continuación, se ofrecen algunos datos sobre Scrambler relacionados con esta historia.

Post heritage in its soul

Velocidad, estilo, valentía. La leyenda revive en el nuevo Scrambler Café Racer.